¿Ya no sabes qué preparar? Junto a la influencer @ferrussian te traemos una selección con 5 recetas súper fáciles y rápidas que podrás hacer con muy pocos ingredientes y un par de pasos. Platos salados y dulces para salvar una comida o cena y que además, pueden convertirse en una idea divertida para preparar con amigas o incluso con tus hijos. Ya verás como el resultado es espectacular y tienes ganas de repetir. ¡Empezamos!

Es una receta asiática que se basa en enrollar verduritas con carne o pescado en papel de arroz. Es súper sencilla pero hay que ir con cuidado con el papel de arroz y tratarlo con mucha delicadeza ya que se puede romper fácil. En este caso, los Spring Rolls están rellenos de arroz blanco, gambas al vapor, salmón al natural, aguacate y pepino. Para enrollarlo más fácilmente ha usado la técnica de los wraps de TikTok que consiste en cerrarlo en 3 pasos haciendo un pequeño corte. ¡En el video verás cómo hacerlo!


No tardarás ni 2 minutos y está para chuparse los dedos. Es una versión casera y más saludable de la Nutella de toda la vida, ¿te animas? Solo necesitas dos ingredientes: avellanas y cacao puro. Si quieres, también le puedes añadir edulcorante y canela. Es tan fácil como ponerlo todo en el robot de cocina o mini pimer a máxima potencia hasta que coja textura de crema. ¡Recuerda ir parando y removiendo la mezcla!


Un capricho de vez en cuando siempre viene bien, y si es en forma de tarta de queso… ¡aún mejor! Con esta receta es imposible que no te salga bien. Para la base, tritura galletas maría hasta que queden como harina, añade cereales tipo cornflakes y mezcla con mantequilla derretida. Y para el relleno, mezcla queso crema, leche condensada, huevos y trozos de queso de cabra. Hornea durante unos 15 minutos, cubre con mermelada de frutos rojos y sirve. ¡Qué aproveche!


Si tienes alguna comida familiar cerca, apúntate esta receta. Un bol de olivada con unos trozos de pan tostado son el entrante perfecto: no es nada contundente y está muy rico. También puede funcionar como aliño de ensalada o incluso de platos de carne o pescado. Necesitas aceitunas negras sin hueso, aceite de oliva, sal al gusto, anchoas y cebollino.


En esta vida hay 3 tipos de persona: las de boloñesa, las de carbonara y las de pesto. Yo, sin duda, soy fan máxima del pesto: es vegetariano, ligero, riquísimo y queda bien con todo. Es por eso que no me podía dejar esta maravillosa receta. Tritura albahaca, perejil, nueces o piñones, parmesano, aceite de oliva, sal y pimienta hasta que tenga la consistencia adecuada, retira y sirve. ¡Ya lo tienes! Puedes guardarlo de 3 a 5 días en la nevera.






Source link