Si nunca te has preocupado por la salud de tus huesos, quizás ha llegado el momento de que comiences a hacerlo. No te lo tomes a broma. Juegan un papel importantísimo en tu vida. Sostienen tu cuerpo, protegen tus órganos vitales, almacenan minerales… Mantenerlos sanos y fuertes es crucial para tener una buena calidad de vida. Debes prestarles mucha atención para huir de enfermedades como la osteoporosis, que disminuye la masa ósea y produce un deterioro de la microarquitectura de los huesos, aumentando su fragilidad y el riesgo de sufrir fracturas.

La osteoporosis, una enfermedad que afecta más a las mujeres

La osteoporosis es una enfermedad muy extendida entre la población. La Sociedad Española de Reumatología (SER) estima que afecta a unos 75 millones de personas en Europa, Estados Unidos y Japón. Además, nos afecta más a nosotras. Según la Fundación Española de Reumatología, aproximadamente 2 millones de mujeres padecen osteoporosis en España, 1 de cada 4 después de la menopausia.

Señales que pueden advertirte de la presencia de osteoporosis

El problema de la osteoporosis es que es una enfermedad silenciosa, que cursa sin síntomas. Esto hace que muchas veces pase desapercibida durante muchos años hasta que, finalmente se manifiesta con una fractura.

A pesar de tratarse de una enfermedad asintomática, hay algunas señales que pueden advertirnos de la posibilidad de padecer osteoporosis. Theramex, compañía farmacéutica especializada en la salud femenina, ofrece mucha información de gran utilidad para prevenirla, detectarla a tiempo y tratarla de forma adecuada.

Esta compañía farmacéutica aconseja vigilar algunos factores que pueden afectar a la resistencia ósea y que, por tanto, debemos vigilar.

  1. Llevar un estilo de vida poco saludable. Procura no tomar alcohol, fumar, llevar una vida sedentaria o seguir una dieta deficiente. Estos factores pueden influir en la futura aparición de osteoporosis.
  2. Tener bajos los niveles de calcio o vitamina D. A estas alturas ya no hace falta que te contemos lo importante que es el calcio para mantener la resistencia ósea. Pero quizá no sabes que también es necesario tener bien los niveles de vitamina D. Esta vitamina ayuda al cuerpo a absorber y asimilar el calcio, ya que ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio.
  3. Sufrir un descenso de estrógenos. Esto suele suceder durante la menopausia, poniendo en riesgo tu estructura ósea. Los estrógenos trabajan en el proceso de crear hueso nuevo.
  4. Contar con antecedentes familiares. Si uno de tus padres ha sufrido una rotura de cadera, tienes muchas papeletas de que te ocurra lo mismo. Si el historial familiar consta de fracturas de huesos o enfermedades que los debiliten, es más probable que la padezcas.
  5. Pesar menos de la cuenta. Un Índice de Masa Corporal (IMC) bajo puede indicar que tienes menos tejido óseo. Si tienes poca grasa, tus huesos recibirán mayor impacto al sufrir un traspié o una caída, ya que contarás con menos amortiguación.
  6. Llegar a la menopausia. La desaparición de la función ovárica provoca un aumento de la resorción ósea. Conviene tener buenas reservas de calcio para combatirla y que estas carencias no sean tan agresivas.
  7. Tomar ciertos medicamentos. Determinados tratamientos pueden afectar a tu resistencia ósea. Lo lógico es que tu médico te informe de los riesgos y te haga un seguimiento para asegurarse de que todo vaya bien, pero infórmate si estás tomando alguna medicación.

Osteoporosis

Foto: Theramex

Cómo prevenir la osteoporosis

Si padeces osteoporosis es muy posible que no te enteres hasta que te fractures la muñeca, la cadera o la columna vertebral (las fracturas más comunes en esta enfermedad). No obstante, lo mejor que puedes hacer es poner todo de tu parte para prevenir la osteoporosis. ¿Qué tienes que hacer para conseguirlo? Muy sencillo:

  • Mantenerte en tu peso saludable.
  • Seguir una dieta sana y equilibrada.
  • Reducir el consumo de alcohol al mínimo.
  • No fumar.
  • Practicar ejercicio de forma regular.
  • Tomar medidas para prevenir caídas.

Cómo tratar la osteoporosis

Tanto si sufres una fractura como si tienes antecedentes familiares o cumples muchos de los requisitos para ser candidata a padecer osteoporosis, acude a tu médico de confianza. El profesional estudiará tu caso y valorará la posibilidad de realizarte una analítica y una densitometría. Esta prueba es indolora, dura 10-20 minutos aproximadamente y mide los niveles de densidad mineral ósea

No lo dejes pasar, ya que la osteoporosis no se cura y empeora progresivamente con la edad. Un tratamiento adecuado frenará la pérdida ósea y evitará fracturas.



Source link