En el segundo trimestre del embarazo, seguro que muchas de vosotras ya empezáis a notar los cambios físicos y ya comenzará a salir la típica barriga de embarazada. También es probable que las náuseas hayan empezado a desaparecer, si las padecías en el. De la misma forma que se producen cambios en tu cuerpo, también debes modificar un poco tu alimentación. Por este motivo, a continuación te explicamos qué debes comer durante el segundo trimestre de embarazo

Incrementa tu consumo energético 

Durante el segundo trimestre se produce un aumento de los depósitos maternos de glucosa y de ácidos grasos para mantener unos niveles energéticos y asegurar el paso de nutrientes y energía necesarios para el correcto desarrollo del bebé

Por lo que durante esta etapa van a aumentar las calorías aportadas diariamente a través de la alimentación aproximadamente entre 200-300 kcal adicionales. Esto lo podemos conseguir de 2 maneras:

  • Aumentando un poquito la ración de los hidratos de carbono de tu alimentación como el pan, arroz, pasta, etc. 
  • Añadiendo algún alimento a las meriendas o almuerzos para que sean más completos. Algún ejemplo puede ser comer una manzana y 2 biscotes con queso fresco pasteurizado, o un yogur natural con un puñadito de nueces.

No significa aumentar mucho la cantidad de comida, sino solamente un poquito. Y siempre teniendo en cuenta la sensación de hambre y saciedad de la mamá.

Prioriza las grasas saludables 

En general durante el segundo trimestre de embarazo y en todas las demás, se recomienda el consumo de muchas frutas y verduras, legumbres, lácteos, pescado y el consumo de grasas buenas para el correcto desarrollo neuronal del bebé. Concretamente, estas grasas buenas las encontraremos en el pescado azul como el salmón o las sardinas, los frutos secos, el huevo, el aceite de oliva, etc. 

Las necesidades de calcio aumentan 

mujer embarazada comiendo

El calcio es otro mineral a tener en cuenta en la alimentación de la mujer embarazada ya que ayuda la formación de los huesos y sus necesidades están aumentadas. El consumo de productos lácteos, bebidas vegetales enriquecidas en calcio o alimentos como el sésamo tostado, que lo podemos añadir a las cremas de verduras, a la ensalada o el yogur, son indispensables durante esta etapa.

Asegura un aporte de hierro suficiente

También es muy importante la cantidad de hierro que la mamá consuma, ya que durante el embarazo el volumen sanguíneo aumenta. Por este motivo, las necesidades de hierro también se ven aumentadas. 

Si el consumo de hierro es insuficiente, se podría producir una anemia en la madre, y esto se podría traducir en un bajo peso del bebé al nacer o en un parto prematuro. Tu médico deberá controlar los niveles de hierro a través de un análisis de sangre y si fuese necesario, se suplementaría.

El hierro en los alimentos lo encontrarás en las legumbres, pescado, moluscos, huevo o carne como la carne roja te darán el aporte necesario. Recuerda que, si consumes alimentos ricos en hierro de origen vegetal, acompáñalos de alimentos ricos en vitamina C, como la naranja, el kiwi o el pimiento rojo y ayudarás a que este hierro se absorba mejor.

¿Por qué es importante consumir suficientes proteínas en el embarazo?

En cuanto a las proteínas, cuando estás embarazada las necesidades de proteína se ven un poco aumentadas. 

Las proteínas durante el embarazo son importantes tienen una función de construcción estructural. Es decir, ayudan a producir tejidos, hormonas, enzimas, masa muscular, etc. Al estar embarazada, y estar en plena formación estructural de tu bebé, es necesario un pequeño aporte superior de proteínas. Esto no significa atiborrarse a proteínas, pero si un buen consumo de ellas. Puedes obtener las proteínas de alimentos  como las legumbres, huevo, pescado, carnes magras o marisco.

Con todo lo explicado, espero haber resuelto algunas de vuestras dudas, y recordar que comiendo bien mejoras tu salud durante el embarazo.

 



Source link